Cementerio de Fort Medine, Mali

Fundada en 1826 por Hawa Demba Diallo, Medine fue un lugar donde el comercio era muy floreciente; su situación, el lugar más lejano al que se podía llegar navegando a través del Río Senegal, le propiciaba un lugar estratégico.

En 1855 el gobernador francés de Senegal, construyó un fuerte en Medine para fortalecer su control sobre el río Senegal y para expandirse hacia en interior, lo que convirtió al pueblo en Fort Medine. En aquel momento Francia e Inglaterra estaban en plena partida de Risk a ver quién conquistaba más tierras, y entre unos y otros dejaron a la que podía haber sido la gran ciudad de Medine reducida a la próspera nada.

Actualmente se conservan varios restos, gracias a que entró en k¡la lista de sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Así queda en pie un edificio de dos pisos, un polvorín, una prisión y una école des otages (escuela para rehenes) usada para educar a los hijos de los jefes africanos vencidos.

Fuera del complejo se conservan una torre de vigilancia, una estación de ferrocarril de la línea Dakar-Koulikoro, las ruinas de varias casas de comercio, y lo que nos ha dado más alegría, un cementerio militar donde se empezaron a hacer enterramientos desde la fundación de la población, y donde descansa el fundador del pueblo, Hawa Demba Diallo.

 

(Un millón de gracias a Jose Mari por acordarse de nosotras y hacernos las fotos)

Paloma Contreras

Instagram

Síguenos en Twitter

¿Me invitas a un café?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies