Cementerio de Hoctún, México

Hoctún es una localidad del estado de Yucatán en México situado a unos 50 km de la capital del estado, Mérida. Con apenas 5.000 habitantes, el cementerio de Hoctún es conocido en toda la zona por lo colorido y alegre que es.

Construido en 1866, el cementerio de Hoctún es un derroche de colorido. Tradicionalmente sus tumbas se pintan de colores vivos y se decoran con ángeles y palomas, también dibujados. Además, muchas de estas tumbas tienen forma de casitas pequeñas, o de construcciones importantes como la pirámide de Chichen Itza, dándole un aspecto de pequeño poblado de seres mágicos, muy lejos de la imagen lúgubre y seria que presenta cualquier cementerio español o europeo.

Pero no sólo tuvimos la suerte de poder visitar este pequeño cementerio, sino que además lo hicimos en la mejor época en la que se pueden visitar los cementerios mexicanos, durante el Hanal Pixán o “comida de las ánimas”

El Hanal Pixán es una tradición del pueblo maya que se lleva a cabo para recordar a todas aquellas personas fallecidas, amigos y parientes, en un acontecimiento especial. Además, los difuntos, como bien sabemos todos ya gracias a Pixar, reciben permiso estos días, del 31 de Octubre al 2 de Noviembre, para visitar a los vivos.

El primer día se llama u hanal palaly se dedica a los niños, el segundo, el 1 de Noviembre está dedicado a los fallecidos en edad adulta y se llama u hanal nucuch uinicooby el 2 de Noviembre recibe el nombre de u hanal pixanoobtambién llamado misa pixánporque ese día se celebra una misa en el mismo cementerio dedicada a las ánimas.

La tradición principal consiste en colocar una mesa con aspecto de altar, colocando velas en ella, debajo de los árboles y cerca de las sepulturas de los familiares. Sobre ella se deposita la comida típica de la temporada y se adorna con flores, ramas de ruda y fotografías de las personas fallecidas.

El día de los niños el altar es decorado con manteles bordados en tonos alegres, juguetes y se decoran con flores de xpujuc, que son silvestres y de tono amarillos, xtés en color rojo y virginias.

Todos estos alimentos pasan la noche debajo de los árboles y cuando las almas de los difuntos “han tomado la gracia”, los familiares consumen las viandas.

Pasados 8 días celebran el bix, que es una reunión parecida a esta pero con menos parafernalia. En las noches de esos días, se encienden velas en las puertas de las casas y en los caminos que conducen a estas para que los difuntos sepan el camino de ida y de regreso.

Paloma Contreras

Síguenos en Twitter

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This