Cementerio de Salamanca: San Carlos Borromeo

Información

Dirección: Avda. Obispo Sancho de Castilla s/n

Horario: de 9:00 a 21 h (verano)

Tfno (cementerio): 923.13.45.41

Coordenadas Google Maps: 40.974043, -5.684469

Cementerio de Salamanca: San Carlos Borromeo

El Cementerio de Salamanca, consagrado a San Carlos Borromeo, tiene una larga historia a través de los siglos. El lugar donde está ubicado, la huerta de Villa Sandín, ya era una zona apreciada en la Salamanca de 1657. Este terreno fue vendido, expropiado y regalado varias veces entre el clero y el Ayuntamiento, traspasándose las competencias a lo largo de los años, dependiendo de quién reinara. No es  hasta 1878 cuando el municipio le entrega al Obispado todos los libros correspondientes a las propiedades.

La fachada del cementerio es de estilo neoclásico y fue ejecutada por José Secall en 1867. Está construida en piedra de Villamayor. La puerta principal es de rejería situad debajo de un arco de medio punto, al que le acompañan dos columnas dóricas, y decorada con jarrones en los extremos de la cornisa. En el friso de esta se podía leer: «Memento homo, quía pulvis es et in pulverem reverteris» . Un arco de medio punto aloja la campana que remata la puerta principal.

A partir de la entrada, encontramos un cementerio dividido por paseos en forma de cruz, en cuyos principios se dividía en cuatro campos: San Antonio, San Juan, del Estanque y de la Casa. Además en su interior se colocaron varios cruceros abandonados que adornaban la ciudad de Salamanca. A partir de 1920 recibe una nueva ampliación, donde se cosntruyó la galerío oeste de nichos y sus enterramientos subterráneos. Más tarde se cosntruyeron las galerías de San Sebastián y San Pablo.

El Cementerio de Salamanca es muy amplio y completo. De accesibilidad algo reducida, hay zonas por las que apenas se puede pasar debido a la poca distancia entre las sepulturas, destaca por tener en la zona de soportales que al principio iban a recorrer todo el perímetro albergando nichos pero que al final no se realizó.

El Cementerio de Salamanca, con su larga trayectoria en la historia, nos regala varios monumentos seplucrales dignos de mención, sobre todo aquellos que fueron construidos con la suntuosidad funeraria característica de mediados del siglo XIX.

Cabe destacar, como curiosidad, que la gran mayoría de estos espectaculares panteones pertenecían a mujeres, destacando especialmente el de doña Teresa zúñiga y Cornejo, la célebre «Corneja» salmantina.

Hacia la década de los 20-30 del siglo XX, decae la construcción de este tipo de enterraminetos mastodónticos y se sustituyen por lápidas sepulcrales que suelen incluir diferentes tipos de «ángeles de la muerte» o del silencio.

Cabe mencionar la zona dedicada a la memoria de las víctimas del franquismo, donde unas enormes placas de granito (con demasiados nombres en ellas) recuerdan la memoria de las víctimas de esa oscura etapa de nuestra historia. Es una zona tan dolorosa como sobrecogedora.

 

Personas ilustres

Rafael Farina, Cantante de copla

Localización

Contacta con nosotras

Cementerio de Salamanca: San Carlos Borromeo

12 + 12 =

Divi Theme Examples

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This