Cementerio de Vinarós

Información

Dirección: Calle del Cementerio s/n. 

Horario: De 9:00 a 18:00 horas. 

Tfno (ayuntamiento): 964 407 700.

Coordenadas Google Maps: 40.480353, 0.464570

Enlaces de interés

Cementerio de Vinarós 

El primer cementerio del que tenemos noticia estaba ubicado en lo que hoy día es sede de la Policía municipal, calle San Ramón, casas contiguas y parte de la plaza Jovellar (en documentos antiguos se le denomina plaza del fossar). Siguiendo el esquema clásico de la ciudad medieval, cerca de la iglesia y fuera de las murallas. También se tienen noticias de que posiblemente existiera un «Cementerio de los apestados» por la calle de las Almas; empleado únicamente en tiempos de peste y por motivos de higiene. Vinaròs, a partir principalmente de principios del XVIII, va creciendo paulatinamente. Su cementerio por tanto estará emplazado en el centro del casco urbano. Como ya hemos indicado, Carlos III, en una Real Cédula de 3 de abril de 1787, ordenó que se trasladaran fuera de los pueblos y se prohibía enterrar dentro de las iglesias. En Vinaròs, como era habitual en otros muchos lugares, existían enterramientos en las tres iglesias existentes: Parroquia, San Agustín y San Francisco. No tenemos noticias sobre enterramientos en las Ermitas de la Misericordia, Santa Magdalena y San Gregorio. A pesar de la Real Cédula de Carlos III no se llevará a cabo el traslado hasta principios del XIX e incluso hasta mediados del mismo siglo. En nuestro caso se hizo en 1802. Se nombraron unos peritos para que inspeccionaran unos terrenos situados en el extremo de la calle San Miguel. El dictamen fue favorable y el 22 de noviembre de este año, a la una y media de la tarde se empezó a derribar las paredes del antiguo «fossar» y el 2 de diciembre se trasladaron las tierras y cadáveres al nuevo. Al cabo de 14 años, en 1816·, el Ayuntamiento, por disposición gubernativa, lo trasladó nuevamente, pero esta vez más lejos de la población, es decir, a donde actualmente está. El 24 de septiembre de este año se enterró el primer cadáver . Pero este traslado no les pareció bien a un buen número de vecinos de Vinaròs (para ser exactos fueron 52), quienes, con fecha de 22 de febrero de 1821, se dirigieron a los Magníficos Sres. del Ayuntamiento Constitucional de Vinaroz para que se volviera a usar el cementerio de San Miguel. Interesante para el tema que nos ocupa es el escrito de estos vecinos, cuyo original se conserva en el Archivo Municipal . El escrito ponía en consideración del Ayuntamiento y a tenor del art. 321 de la Constitución la conveniencia de trasladar el cementerio al de San Miguel, distante como un cuarto de hora de la Parroquia. Como consecuencia del anterior escrito el Ayuntamiento acordaba el 26 de noviembre de 1821 nombrar a los facultativos en Medicina y Cirugía D. Mariano Rafels, D. Miguel Sorolla, D. Miguel Ferrer y D. Juan Bta. Bort para que inspeccionaran el lugar de San Miguel. Estos señores en 7 de marzo de 1821 dictaminaron ser bueno el emplazamiento para cementerio el de San Miguel. Al día siguiente el Ayuntamiento dictaminó que se volviera a enterrar en el citado camposanto. El Secretario del Ayuntamiento, Rafael Piñol, comunicó dicho acuerdo al Clero reunido en la sacristía al día siguiente. Al cabo de seis años, en 1827, José Orozco, patrón de la Matrícula de Vinaròs, se dirigía al Rey Fernando VII, protestando por la ubicación del cementerio de San Miguel, ya que causaba perjuicios a los huertos vecinos y a los moradores de dicha calle. La contestación de Madrid, dirigida al Ayuntamiento, lleva fecha de 5-3-1828 y firmada por Fernández del Pino, y se pedía un estudio del lugar idóneo para el cementerio. Como consecuencia de todo ello se trasladó a su actual emplazamiento.

La entrada al recinto actual es la misma que se proyectó en 1844. Esta se realizaba por una puerta que quiere ser monumental al estar compuesta por dos columnas de orden dórico, colocadas sobre sendos pedestales. En ellas se apoya un arco de medio punto. Está inspirada en el neoclasicismo que impera a principios del siglo XIX que se puede datar su construcción.

La calle que destaca es la principal, que equivaldría a la calle Mayor de la ciudad terrena. En ella se situarán a ambos lados o en sus alrededores los panteones familiares más destacados. Todas las calles están identificadas con un nombre, otra similitud con la ciudad terrena. En el caso que nos ocupa son: Sta. Rosa, Sta. Águeda, Sta. Inés, Sta. Filomena, Sta. Isabel y Sta. Irene Los enterramientos situados en ellos están numerados como las casas de cualquier localidad. Están dotadas con mobiliario urbano y pavimentado. Existe además un altar capilla diseñado por Francisco Vaquer , situado en una posición relevante en la calle principal y alrededor de la cual gira la estructura del cementerio. Este hecho se reflejó en la prensa local10 de la siguiente manera: “La capilla edificada según proyecto de D. Francisco Vaquer y bendecida el 2 de noviembre del presente año por el Rdo. Álvaro Capdevila en presencia del Sr. Alcalde Ramón Adell Fons y el administrador del cementerio D. Manuel Foguet”

Textos y Fotos: Helena Román

Localización

Contacta con nosotras

Cementerio de Vinarós

14 + 8 =

Divi Theme Examples

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This