Cementerio de Waverley, Sidney

Bueno, pues ya estamos en primavera. Después del invierno que hemos tenido con agua, heladas, nieve y frío por doquier toca que los brotes crezcan, los almendros y los cerezos muestren toda su belleza y nosotras como cada miércoles demos nuestro paseo virtual por un cementerio de fuera de nuestro país.

Esta vez nos vamos a Australia, que a pesar de entrar en el otoño su temperatura siempre es agradable, y oye, se agradece que tenemos ganas de solete.

Nos vamos al cementerio Waverley situado en Nueva Gales del Sur, en la cima de los acantilados de Bronte que junto a sus monumentos victorianos y eduardianos que se encuentran en su interior sea citado como uno de los cementerios más bellos del mundo.

Inaugurado en 1877 y cogiendo como cementerio de referencia los cementerios de Père Lachaise en París y el cementerio de Kensal Green en Londres. Pero antes de abrir sus puertas para acoger el descanso eterno de mucho el proyecto tardó más de diez años en ver la luz. Distintas trabas burocráticas, discrepancias a la hora de elegir el terreno así como el coste hicieron que por momentos la necesidad de la población de tener un lugar donde enterrar a sus seres queridos se viera seriamente en un aprieto.

Sea como fuere al final pudo acometerse las obras pertinentes así como solucionarse la pesada burocracia para que el cementerio Waverley pudiera acoger el primer entierro un 4 de agosto de 1877.

Este cementerio contiene las tumbas de muchas personas que dieron forma a la Australia que actualmente se conoce. Figuras literarias como Henry Lawson, uno de los poetas más famosos de Australia, Jules Archibald, fundador de The Bulletin, revista australiana enfocada en la política y en los negocios que fue fundada en 1880. También descansan aquí Louis Beche o la poetisa y autora Dorothea Mackellar así como los caídos durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

Arquitectónicamente, el cementerio Waverley es significativo porque muestra ejemplos de arte funerario y de cantería que data del siglo XIX, con características (como puertas, edificios y cercas) que, debido a su buen estado de conservación, se consideran de “valor estético sobresaliente”. Por ello en 2016 el cementerio fue incluido en la lista de Patrimonio Nacional Australiano.

Como curiosidad mencionaremos que aquí se han rodado películas; la más antigua conocida en 1977, una producción italiana “La Ragazza dal pigiama giallo” la historia de una asesinato basada en la historia real de Linda Agostini. Algunos años más tarde fue el actor Mel Gibson quien pisó este gran cementerio para rodar la película Tim, e incluso el cementerio fue protagonista en uno de los episodios de los Vigilantes de la Playa.

Sea como fuere el cementerio Waverley tiene el honor de ser considerado uno de los más bellos del mundo haciendo que cada vez sean más la personas que se acerquen a pasear, empaparse de historia de la comunidad o rodar una película.

Clara Redondo

Síguenos en Twitter

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This