Cementerio de Santa Isabel, Vitoria

Información

Dirección: Portal de Arriaga 26A

Horario: Verano: de 9:00 a 20:00 Invierno: 9:00 a 19:00

Tfno (cementerio): 945.16.12.31

Coordenadas Google Maps: 42.857307, -2.673180

Enlaces de interés

Tanatorio de Vitoria

Cementerio de Santa Isabel, Vitoria

EL 3 de Abril de 1787, Carlos III aprobó la Real Cédula referente al enterramiento de los difuntos. Hasta esa fecha, los cuerpos eran enterrados en el interior de las iglesias o al pie de ella, por lo que una vez que la población se empezó a expandir y saturó los espacios de las iglesias, comenzaron a surgir epidemias de peste, cólera y tifus. La Real Cédula obligaba, a grandes rasgos, la construcción de recintos alejados de la población, en zonas ventiladas y lejos de cualquier curso de agua, para el enterramiento de las personas fallecidas.

En Vitoria se eligió el terreno en la zona donde actualmente se encuentra el barrio de Zaramaga, ya que era un descampado donde ya se erigía una ermita, la Ermita de Santa Isabel (un gasto menos en la construcción) y además porque ya se habían practicado enterramientos de numerosos soldados muertos en una gran batalla que sucedió en la zona. En este terreno se aprueba la construcción del cementerio de Vitoria en el año 1803. El 6 de noviembre de 1804 empiezan las obras según proyecto del arquitecto Manuel Echanobe. El 18 de marzo de 1808 se consagraron los terrenos, de forma muy precipitada, ya que Vitoria fue azotada por el tifus durante la época en que estuvieron acampadas las tropas de Napoleón en la zona y fue necesario inhumar rápidamente los cuerpos para evitar la propagación de la enfermedad.

Debido a esas prisas en la inauguración, la distribución del cementerio fue un caos, por lo que los ciudadanos de Vitoria no quedaron contestos con su cementerio. Por ello de presentan nuevos proyectos para cambiar su ubicación en terrenos más extensos, proyectos como los de Manuel Ordozgoiti en 1831 o el de Manuel Ángel de Chávarri en 1833 o el de Martín Saracíbar en 1849. Ninguno de ellos fue hacia adelante.

Ante la imperiosa necesidad de espacio, en 1847 se decide ampliarlo por su parte norte. En 1848 comienzan las obras de ampliación. Pronto volvió a quedarse pequeño, luego en 1854 se vuelve a ampliar bajo proyecto de Manuel Ordozgoiti.

Acatando la Real Orden de 1871 se habilita en ese año una zona independiente, el cementerio civil, en una zona de los terrenos de la necrópolis para la inhumación de las personas que no profesaban la religión católica y para los suicidas. Esta zona se encontraba en un semicírculo a la entrada del cementerio, pegada a la carretera de Arriaga.

El 6 de julio de 1875 es necesario realizar una nueva ampliación, debido a la construcción de numerosos panteones que estaban restando terreno a la fosa común. La ampliación siguió el diseño del arquitecto Francisco Paulo de Hueto.

Durante los años 1901 y 1923, se producen de nuevo, sendas ampliaciones.

El 8 de febrero de 1832 se derriba el muro que separaba la zona civil de la zona católica, oponiéndose enérgicamente la Iglesia. Muro que se volvió a levantar, esta vez en el ángulo norte, una vez acabada la Guerra Civil Española. En esta zona civil fueron además enterradas aquellas personas republicanas detenidas por las fuerzas Nacionales, así como los librepensadores, escritores contrarios al Régimen,…

La última ampliación, proyectada por el arquitecto Miguel Mieg, se produce en el año 1956. Se bendicen los terrenos el 8 de noviembre de 1958.

En el año 1979 se derriba definitivamente el muro de separación de la zona civil de la zona católica, trasladándose los restos al osario de este cementerio, a algún panteón perteneciente a las familias o al cementerio de San Salvador. Cementerio que se inauguró en el año 1973 ante la imposibilidad de ampliar el cementerio de Santa Isabel más.

Los muros de este cementerio fueron testigo de fusilamientos durante la Guerra Civil Española. Personas contrarias al régimen y que no compartían sus ideales, tal es el caso del fusilamiento del poeta bilbaíno Lauaxeta. En el muro trasero se encuentra colocada una placa en su honor junto a otra conmemorativa recordando a los fusilados en el año 1936 y 1977.

En la actualidad, el ayuntamiento está expropiando las tumbas a las que ha vencido el alquiler (75 años) y que no poseen valor cultural, para crear espacios verdes.

Tal es la belleza del lugar que el escritor José Antonio Cotrina se inspiró en él para su novela “La niña muerta”, galardonada con varios premios. Además en el año 2015 se organizaron dos recitales nocturnos de música y poesía para rendir homenaje a los músicos de Vitoria que descansan entre estos muros. Tales como Sebastián Iradier, Luis Aramburu, Félix Ascasso, Julio Valdés,…

Divi Theme Examples

Personas ilustres

Existen 42 capillas – panteones dentro de este camposanto, destacamos entre otros:

Capilla Panteón Hidalgo Abreu (construida entre 1848 y 1957). Encargado por Sebastián Ydalga. Inspiración clásica.

Capilla Panteón Cosme Carrión (construido en 1903). Cosme Carrión tenía un negocio de instrumentos musicales. Inspiración romana.

Capilla Panteón Tauste (construido entre 1905 y 1909).Inspiración modernista. Dionisio Tauste fue médico y además el creador del Banco de Vitoria.

Capilla Panteón Atauri y la Torre (construido en 1888). Estilo neogótico. Encargado por Eugenio de Atauri al arquitecto Salustiano Ydalga.

Capilla Panteón Zulueta (construido en 1882).Estilo neomanierista. Encargado por Julián Zulueta y Amondo, Marqués de Alava.

Capilla Panteón Felipe Arrieta (construido en 1898). Encargado por Felipe Arrieta.

Capilla Panten Rossi (construido entre 1909 y 1911). Estilo neoegipcio. Encargado por Concepción Arnaiz, viuda de Rossi.

 

Además existen numerosos personajes ilustres enterrados en este cementerio. Destacamos algunos:

Teodoro González de Zárate (1882-1937). Alcalde republicano e industrial (dueño de la fábrica de gaseosas La Favorita). Su cuerpo apareció sin vida en el puerto de Azáceta el 1 de abril de 1937.

Miguel Ricardo Álava (1772-1843). General conmemorado héroe de la Guerra de la Independencia y de la Batalla de Vitoria. Ministro, diputado general y embajador. Falleció en Francia en 1843 y sus restos fueron trasladados a Santa Isabel en el año 1883.

Mateo Benigno de Moraza (1817-1878). Rector de la universidad de Vitoria y político.

Pancracia Ollo, viuda de Tomás de Zumalacárregui (1798-1865). Esposa del general carlista, fue encarcelada junto a sus hijas mayores para obligar a su marido a dejar el liderazgo de sus tropas. Se exilió a Burdeos y volvió a Vitoria a la muerte de su esposo. Falleció en el año 1865.

Sebastián Iradier Salaberri (1809-1865). Importante músico y compositor.

Heraclio Fournier (1849-1916). Impresor y fundador de la famosa fábrica de naipes.

Francisco Javier Landaburu Fernández (1907-1963). Vicelendakari en 1960.

Fernando Amárica Medina (1886-1956). Pintor y benefactor de la ciudad de Alava.

Martin Saracíbar Lafuente (1804-1891). Arquitecto, autor de numerosas obras de Vitoria-Gasteiz.

Localización

Contacta con nosotras

Cementerio de Santa Isabel, Vitoria

3 + 8 =

Divi Theme Examples

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This