¿Dónde están enterradas las víctimas de Jack el Destripador?

Jack el Destripador es el más conocido asesino en serie de todos los tiempos. Sobre él se han escrito cientos de teorías, libros, películas y siglos más tarde, aún no se sabe quién fue realmente. Incluso a mi me ha saltado una teoría mientras escribía este post. 

«Jack el Destripador era un asesino de prostitutas de la zona de Whitechapel». Esas prostitutas tenían un nombre y una vida. Bastante lejos de ser idílica, sí, pero era una vida. La suya. Así que queremos recordar sus nombres en este post. 

Mary Ann “Polly” Walker Nichols

Fue la primera víctima reconocida de Jack el Destripador. Tenía 43 años cuando la asesinó despiadadamente. Madre de 5 hijos, se divorció de su marido y comenzó a beber. Dos años después de su separación, ya completamente alcohólica, su marido la lleva ante los tribunales para reclamar la custodia de sus hijos. A partir de ese momento su vida cae en declive total y comienza a vivir en la calle, sin dejar de beber. En 1888, conoce a una prostituta de la zona de Whitechapel, Nelly Holland, que la acoge y con quien empieza a trabajar.Nelly además es la última persona que la ve viva; se la encuentra borracha y le cuenta que se ha gastado todo el dinero conseguido en alcohol. Su cadáver fue encontrado el 31 de agosto de 1888 junto a la tapia del cementerio judío de Whitechapel, degollada y destripada. Fue enterrada el 6 de Septiembre en el City of London Cemetery de Ilford.  

Annie Eliza Smith Chapman

Annie fue la segunda víctima. Tenía 47 años. Era conocida en las calles de Londres como “Dark Annie”. Su historia, muy parecida a la anterior: ella es alcohólica, y su marido se separa de ella. Tiene dos hijos, que crecen sin querer saber nada de su madre. Su marido le pasa una pensión hasta su muerte, en 1886. Sin ingresos después de su fallecimiento, Annie se dedica a hacer trabajos en crochet y a vender flores para subsistir. En aquella época, tanto Mary Ann como Annie vivían en una especie de residencia en la que se pagaba a diario 8 peniques para tener derecho a una cama. La tarde del 7 de Septiembre de 1888, ella salió a ganarse mediante la prostitución esos 8 peniques que le aseguraran dormir resguardada aquella noche.Pero se encontró con el mismo asesino que una semana antes había acabado con la vida de otra Anna.

Fue enterrada en el cementerio de Manor Park, pero su tumba, común, se trasladó y ya no existe. En su lugar hay una placa tributo a su memoria.

Elizabeth Gustafsdotter Stride

Tercera víctima. Tenía 44 años y era natural de Torslanda, Suecia. Se fue a vivir a Londres en 1868 para casarse con un caballero inglés. Este caballero inglés resulta al final ser un carpintero, y Elizabeth le abandona junto a sus hijos al poco tiempo. Ella va contando que su marido y sus hijos han fallecido en el hundimiento del barco Princess Alice, y además recibe una pensión por ello. Pero en 1884 se descubre que su marido ha fallecido en la indigencia en un hospital, y la iglesia local deja de darle ayuda económica.

Sin dinero, se dedicó a buscar trabajo en lo poco que sabía hacer, coser, limpiar y prostituirse. La noche del 29 de Septiembre, después de haber ingerido bastante alcohol y estar con varios hombres, se convirtió en una víctima “inconclusa” de Jack. Un hombre vio cómo le cortaba la garganta y avisó enseguida a sus compañeros, lo que provocó que El Destripador tuviese que huir sin realizar la parte que le había dado el sobrenombre.

Elizabeth fue enterrada en el cementerio de East London, lejos de su Suecia natal.

Catherine Eddows

Catherine fue la cuarta víctima, asesinada la misma noche que Elizabeth, supuestamente porque Jack no pudo hacer su “trabajo completo” con el cadáver de Elizabeth al ser descubierto. Era madre de 3 hijos, y estuvo casada durante 10 años con Thomas Conway, a quien abandonó en 1880 por su adicción al alcohol.

A partir de ahí comenzó a convivir en una casa de huéspedes (la misma en la que las anteriores víctimas) junto a John Kelly, con un trato común: cada uno pagaría la mitad de los 8 peniques que costaba la habitación por noche. Trabajaban juntos muchas veces recolectando lúpulo en el condado de Kent, de donde sacaban el escaso dinero que tenían. Nunca se prostituyó.

Hacía tan solo dos días que habían vuelto de cosechar, cuando Catherine fue detenida por escándalo público. Cuando estaba borracha le daba por cantar, y a la gente le molestaba. Cerca de la 1 de la mañana fue liberada. Aunque aún mostraba signos de ebriedad, los policías pensaron que al encontrarse ya a esas horas las tabernas cerradas, se iría a casa. Fue asesinada en Mitre Square, a pocos metros de la estación de policía, cerca de 20 minutos más tarde. Tenía 43 años.

Fue enterrada en la fosa común del City of London Cemetery, donde tiene una placa conmemorativa.

Mary Jane Kelly

Es la quinta víctima confirmada, aunque los estudios posteriores acerca de la figura de Jack el Destripador indican que debió de haber bastantes más.

Mary Jane fue la más joven de sus víctimas, ya que tenía tan solo 25 años cuando la asesinó.

Irlandesa, había acabado en Londres viviendo con un primo suyo después de enviudar muy joven, a los 18 años. Allí comienza a beber y se dedica a la prostitución. Durante 8 meses vive en una enfermería por culpa de una sífils. Es una chica educada, sabe leer y escribir, y trabaja como prostituta de la clase alta. Uno de sus clientes la lleva a vivir con él a Francia, pero no sabe adaptarse y vuelve a los 10 días. Entonces se va a vivir a la zona de Whitechapel, con el portero de un hotel, y vuelve a prostituirse. Sigue haciendo su vida y caminando sola de noche, pese a que ya todo Londres está muy alerta.

La última vez que su compañera la vio, iba bastante intoxicada y acompañada de un hombre. Se dirigía a su habitación, a hacer un servicio. Su cuerpo fue encontrado a la mañana siguiente por su compañera de habitación, en muy terrible estado. El ensañamiento había sido monstruoso.

Fue enterrada en el cementerio católico de ST Patrick en Leytonstone.

Durante varios meses después no hubo ningún asesinato de estas características en Whitechapel, por lo que se especuló que los asesinatos de Jack el Dstripador habían terminado. En 1889 , otra mujer prostituta con síntomas de embriaguez fue asesinada en la zona de Whitechapel, y pese a que el forense determinó que podía ser obra de Jack, la prensa no se hizo eco de esta muerte.

Paloma Contreras

Síguenos en Twitter

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This