Tumbas de escritores de teatro españoles

Mañana es el Día Mundial del Teatro, estilo literario por el que sentimos especial cariño, como por algunos de sus autores. Como poner a todos los autores de gran renombre que ha dado nuestra literatura convertiría esto en un post interminable, hemos hecho una selección de algunos de nuestros favoritos (y siguen sin estar todos) 

Tumba de José de Echegaray

Nuestro primer Nobel de Literatura, descansa en el cementerio de San Isidro en Madrid. Además fue ingeniero, político y matemático. Murió a los 84 años después de haber pedido vivir 25 años más para poder acabar su Enciclopedia elemental de Física Matemática, de la que ya llevaba 30 volúmenes.

 

Tumba de Valle – Inclán

Permitannos poner cerca, pero no revueltos, a estos dos grandes enemigos de la literatura como fueron Valle- Inclán y José Echegaray. Las anécdotas de la rivalidad entre ellos se cuentan por decenas. Nosotras nos declaramos del “Team Esperpento”, pues los improperios que le dedicaba Valle a Echegaray nos divierten muchísimo: dos de nuestras anécdotas favoritas son el cómo Valle consiguió que todo Madrid conociera al galardonado escritor como “viejo idiota” (¡hasta le llegó una carta a casa con ese nombre, ante el estupor de D. José y la juerga de D. Ramón, que fue quién la envió!) y cómo rechazó, pese a estar gravemente enfermo, la sangre de este para una transfusión con un “No quiero la sangre de ese. La tiene llena de gerundios”  Está enterrado en el cementerio de Boisaca.

Tumba de los hermanos Álvarez- Quintero

Nadie mejor que Serafín y Joaquín supieron enseñarnos a través del humor esa Andalucía costumbrista que se veía representada en sus sainetes. Ambos están enterrados en Madrid, en el Cementerio de San Justo.

Tumba de Carlos Arniches

Al igual que sus vecinos de arriba en este post, Carlos Arniches fue un gran dramaturgo que supo plasmar a la perfección la commedia de los ambientes populares de Madrid y su hablar chulesco. Está enterrado en el Cementerio de La Almudena.

Tumba de Enrique Jardiel Poncela

Y no podíamos cerrar este post sin rendirle homenaje a Don Enrique, cuyas obras nos obligaron a leer durante la E.G.B. a la vez que nos hacían llorar de la risa. Nos declaramos muy, muy fanas de Eloísa está debajo de un Almendro, humor de hace casi 80 años atemporal. Está enterrado en el Cementerio de Santa María en Madrid, y como no podía ser de otra manera, hasta su epitafio destila originalidad.

Paloma Contreras

Síguenos en Twitter

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This