Unitarian Church Cemetery

The Unitarian Church es una pequeña iglesia histórica, la iglesia más antigua unitaria en el sur y es considerada un monumento histórico nacional.Su construcción se inició en 1772 y no fue inaugurada hasta 1787, ya que la guerra de Independencia les pilló por medio y tuvieron que volver a reconstruirla cuando ya casi estaba finalizada.

Y también tiene su cementerio, claro. Es pequeño, y a primera vista parece descuidado, pero no es así, ya que sus calles están bien delimitadas y se puede caminar por él sin problema. A las plantas y flores silvestres se las deja crecer entre las tumbas pero de manera controlada.

Tiene un aspecto fantasmagórico, pero cuidado a la vez.

Y es probable que sea así para que paseen entre las tumbas sin enredarse sus dos más famosas moradoras. Este es un cementerio con fantasmas.

Cuentan que han visto el fantasma de Mary Bloomfield, una vecina de Charleston del siglo XIX, vagando por allí. Su historia, la de una pobre viuda que jamás volvió a encontrarse con su marido, el cual desapareció en un viaje a Boston.

Ilustración Annabel Lee por David G. Forés

Pero sin duda, su moradora más célebre es Annabel Lee, a la que conoceréis por Edgar Allan Poe o por Radio Futura. Annabel Lee vivió en Charleston antes de la guerra civil. A sus 14 años, se enamoró de un soldado de Virginia Edgar Perry, de 18 años, que se encontraba en la base naval. Pero como todas las historias de amor trágicas, había un padre, el de ella, que no estaba de acuerdo con la relación. Y encerró a Annabel en una habitación durante meses, aunque ella se escapaba por las noches para ver a su amado.

Él fue trasladado de nuevo a Virginia, y ambos no pudieron despedirse. Unos meses más tarde, Annabel murió de fiebre amarilla. Edgar, en cuanto se enteró, quiso ir a Charleston a visitar la tumba de su amada. El padre, que tenía una inquina dentro contra Edgar que era de hacérselo mirar, fue al cementerio y removió la tierra de todas las tumbas de la familia Lee, para que así cuando llegara el pobre soldado no supiera cuál de ellas pertenecía realmente a su amada.

En los libros de viajes y del ejército de la época, aparece que el soldado Edgard Perry era un seudónimo, su verdadero nombre era Edgar Allan Poe, al igual que el verdadero nombre de Annabel Lee es Anna Ravenel. Sea quien sea, su fantasma sigue paseándose cada noche para encontrarse con su amado Edgar.

Sin duda, por su aspecto, es un cementerio que llama a la sugestión. O a perderse en él e imaginar las vidas de sus moradores. Quizás tengas suerte y alguno de ellos te la cuente de primera mano. Muhaha.

Fotos: Yelp

Paloma Contreras

Síguenos en Twitter

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This